¿Tienes una pregunta?

Si tienes alguna duda o consulta, escríbela en nuestro buscador.

jueves, 1 de enero de 2009

Reglas para el Manejo de Reactivos y Disoluciones

Para que un Análisis Químico sea de buena calidad se necesitan reactivos de una pureza establecida. un frasco recién abierto de una sustancia con grado de reactivo normalmente se puede utilizar con confianza; tener la misma confianza cuando el frasco está semivacío sólo se justifica por la forma en que se haya manejado después de haberse abierto. Para evitar la contaminación accidental de los reactivos y disoluciones se deben seguir las siguientes reglas:


1. Seleccionar el mejor grado de la sustancia disponible para el trabajo analítico Siempre que sea posible emplear el frasco de menor tamaño que pueda proporcionar la cantidad deseada.
2. Volver a colocar la tapa en el frasco inmediatamente después de tomar el reactivo; no dejar que lo haga otra persona.
3. Tomar los tapones de los frascos de reactivo entre los dedos; nunca dejarlos sobre la mesa.
4. A menos que se indique otra cosa, nunca devolver a un frasco cualquier exceso de reactivo. El dinero que se ahorra al regresar los excesos queda superado por el riesgo de contaminar todo el frasco.
5. A menos que se indique otra cosa, jamás introducir espátulas, cucharillas o cuchillos dentro de un frasco que contenga una sustancia sólida. En lugar de ello, agitar vigorosamente el frasco tapado o golpearlo suavemente contra una mesa de madera para romper cualquier incrustación; entonces, verter la cantidad deseada. Si esto no funciona, utilizar una cucharilla de porcelana limpia.
6. Mantener limpio y pulcro el anaquel de reactivos y la balanza del laboratorio. Limpiar de inmediato cualquier salpicadura, incluso cuando alguien más esté esperando para utilizar la misma sustancia.
7. Respetar los reglamentos locales referentes a la disposición de excesos de reactivos y soluciones.

Actualizado en:

2:57
Compartir

Artículos Destacados

Blog de MatemáticasBlog de LenguajeBlog de FísicaBlog de Biología