Emisiones Radiactivas

Entre 1896 y 1903, los científicos descubrieron que no todos los elementos radiactivos emiten las mismas radiaciones. Algunos emiten radiaciones más potentes que otros, cada una de las cuales transforma el núcleo de distinta manera.

Cuando la radiación de la muestra de un elemento radiactivo, como el Radio (Ra), se somete a la acción de un campo magnético, se determina la existencia de tres tipos de emisiones radiactivas: partículas alfa, partículas beta y rayos gamma.

Partículas Alfa

Son un flujo de partículas con carga positiva (+). Están formadas por dos protones y dos neutrones, lo que equivale a átomos de Helio (He). Debido a que la masa y el volumen de las partículas a son relativamente elevados, estas radiaciones viajan a una velocidad menor que las radiaciones Beta o Gamma, por lo tanto, tienen un poder de penetración bajo. Además, estas partículas chocan fácilmente con las moléculas de aire y en cada choque pierden parte de su energía, hasta quedar detenidas o ser absorbidas por algún otro núcleo en su camino. Al mismo tiempo, si las partículas chocan con los electrones periféricos de un átomo, éstos pueden ser arrancados por ellas, provocando que el átomo se ionice. En consecuencia, las partículas alfa tienen gran poder ionizante.

Partículas Beta

Son electrones (carga negativa) lanzados, a altas velocidades, desde un núcleo inestable. Las partículas Beta son 7.000 veces más pequeñas que las alfa y viajan a una velocidad cercana a la de la luz, condición que les permite atravesar la malla de núcleos y electrones de algunas clases de materia. En suma, poseen un poder de penetración medio, pero mayor que el de las partículas alfa. Los electrones no existen en el núcleo, ellos se forman a partir de un neutrón (en núcleos inestables) de acuerdo con la reacción:

Cuando un núcleo emite una partícula beta, su número atómico aumenta una unidad y su número másico no se ve afectado.

Rayos Gamma

Son ondas de luz, es decir, son radiaciones electromagnéticas idénticas a las de la luz, pero con un contenido energético muy superior, no tienen carga eléctrica por lo que frente a un campo eléctrico no sufren desviación. Su peligrosidad radica en que son altamente mutagénicas para las células vivas.

El poder ionizante de las emisiones radiactivas varía en sentido inverso al poder de penetración. De este modo, las radiaciones que poseen una bajísima capacidad de penetrar la materia, tienen un altísimo poder de ionización. Se ha calculado que su poder ionizante es 100 veces superior al de la radiación Beta y éstos, 100 veces superior al de la radiación gamma.

Poder de Penetracion
Poder de Penetracion en papel y plomo.
RadiacionesNaturalezaCargaMasa (g)SimbologiaPoder de Penetracion
AlfaParticulas con las misma mas que el nucleo de un atomo de helio+26,65 x 10-26 αPoco
BetaElectrones-19,11 x 10-16 βRegular
GammaRadiacion electromagnetica00 γMucho
CompartirTweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+1Email this to someone