Se denomina superficie del trabajo al área donde la persona desarrolla su actividad, pueden ser pasillos, andamios, escaleras, escalas, etc. Las superficies pueden ser definitivas o transitorias. El principal riesgo en la superficie son las caídas, que pueden ser a un mismo nivel o distinto nivel.

Se entiende por caída del mismo nivel todas aquellas que son en un lugar de paso, en una superficie de trabajo y las caídas sobre o contra objetos. Estas se producen generalmente por una mala práctica de orden y limpieza, también por no respetar las normas de seguridad; por mal mantenimiento de las superficies o por diseño inadecuado de las instalaciones.

Para prevenir las caídas a un mismo nivel se deben tomar en cuenta estos consejos:

  • Ordene y recoja constantemente materiales o equipos sobrantes.
  • Ilumine las zonas de trabajo, tránsito y almacenes.
  • Mantenga los suelos limpios y en buen estado. Si es posible, utilice suelos antideslizantes.
  • Coloque las líneas de conducciones aéreas o subterráneas.
  • Ilumine adecuadamente las zonas de paso.
  • Disponga drenajes adecuados en zonas permanentemente mojadas o húmedas.
  • Evite subir a carretillas o plataformas móviles para desplazarse.
  • Recoja y fije los cables de lámparas, ordenadores o máquinas, para evitar que estén a nivel del suelo.
  • Esté atento cada vez que realice los trabajos.
  • Estacione las carretillas con la horquilla baja y en lugares adecuados para ello.
  • Evite desniveles en suelos o superficies.
  • Infórmese de los riesgos existentes y las medidas que debe considerar.

Compartir