Un Accidente Laboral es todo hecho inesperado que interrumpe el proceso normal de trabajo y que puede producir lesiones o daños. Sin embargo no es necesario que haya lesiones en un accidente: basta que exista sólo una interrupción. Además, esta interrupción es inesperada. Las consecuencias de los accidentes pueden ser:

  • Lesión o daño a las personas.
  • Pérdida de tiempo.
  • Daño a los equipo de uso laboral.

También puede ocurrir un accidente sin que se produzcan estas consecuencias. Naturalmente un accidente puede producir consecuencias a los trabajadores o a la entidad empleadora. Entre las consecuencias para los trabajadores podemos nombrar:

  • Reducción de los ingresos: aunque el seguro cubre la mayor parte de los gastos, el accidentado no podrá hacer trabajos extras fuera ni dentro del hogar.
  • Desorden de la vida familiar: la persona accidentada muchas veces se molesta al sentir que no puede colaborar con todas sus fuerzas.
  • Desconfianza en sí mismo: el que se accidentó una vez puede preguntarse con justa razón: ¿Por qué no puede repetirse el accidente?

Las consecuencias para la empresa o industria son:

  • Pagos extraordinarios, falta de ánimo de los trabajadores, sobretiempo y muchos otros que hacen subir el costo no asegurado de la empresa.

Compartir