¿Qué son las Particulas en Suspensión ?

Las partículas en suspensión tienen un tamaño menor de 10 micras. Se encuentran constituidas por una multitud de contaminantes diferentes. Estas partículas permanecen de forma estable en el aire, durante largos periodos de tiempo sin caer al suelo, pudiendo ser trasladadas por el viento a distancias importantes.

Origen y formación de las partículas

Las partículas en suspensión menores de 10 micras se emiten por varias fuentes, tanto de origen natural como de origen antrópico. Algunos procesos industriales, tráfico de vehículos y calefacciones urbanas son las principales fuentes de origen antrópico.

Partículas. Su influencia en la salud

Las partículas en suspensión constituyen un aerosol que puede penetrar en las vías respiratorias, y llegar a fijarse en las paredes internas de los conductos alveolares, por lo que desde el punto de vista sanitario pueden ser peligrosas.

Posibles actuaciones de prevención, control y reducción de la contaminación

Solamente se puede actuar sobre las fuentes de origen antrópico, como son los medios de transporte, la combustión en fuentes estacionarias, las pérdidas producidas en algunos procesos industriales, ej. la trituración de piedras, metales, cementeras, cal, asfalto y cobre, etc. En este caso, se podría mejorar la emisión de partículas en suspensión con medidas correctoras en las instalaciones industriales.

CompartirTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone